La ‘diada’ de Sant Jordi, pese a la crisis, representa un 7,6% del total anual del sector del libro

El día del libro (y la rosa) ha aguantado con firmeza el embate del dragón de la crisis. Los libros vendidos este año suponen un pequeño descenso respecto a las cifras del año anterior, pero aun así acaban siendo bastante positivas si tenemos en cuenta la coyuntura económica en la que nos encontramos.

Las rosas, por contra, han visto incrementadas sus ventas en un 10%… sin duda resulta más rentable para el bolsillo cambiar, por un año, la compra de un libro (cuyos precios oscilan entre 10€ y 30€) por un rosa
(entre 3€ y 6€).

De nuevo, y a pesar de ser un día laborable como cualquier otro, la gente atestaba las calles de Barcelona. Realmente se hace difícil poder husmear entre los libros de una parada (y menos consultar con los estresados dependientes en busca de lectura recomendable). Lo mejor es tenerlo claro antes de dejarse caer al torrente humano que, lentamente, nos irá arrastrando siguiendo las complejas leyes de la mecánica de fluidos. De esta forma, y si nuestro objetivo no es demasiado extravagante, tendremos éxito y volveremos con uno o más ejemplares listos para ser devorados.

El viaje al poder de la mente, de Eduardo Punset

Este año, en la categoría de no ficción y tanto en catalán como en castellano, y según el Gremi de Llibreters de Catalunya, el libro más vendido durante este día del libro fue ‘El viaje al poder de la mente‘ (Destino), de
Eduardo Punset. En la categoría de ficción en lengua castellana ‘El asedio‘ (Alfaguara) de Arturo Pérez Reverte se llevó el pato al agua, así como ‘Se sabrà tot‘ (Proa), de Xavier Bosch en lengua catalana.

El Asedio, de Arturo Perez Reverte

Por otra banda no podían faltar entre los más vendidos los clásicos títulos de autores ‘mediáticos’ como Buenafuente, el futbolista del Barça Gerard Piqué o los humoristas del programa de TV3 Crackòvia con su ‘El Crackòvia de les 6 copes‘ (Columna).

También hay que destacar las obras de índole biográfica o política (léase de biografías de políticos, muy en boga ante la proximidad de las elecciones autonómicas en Catalunya) como ‘La màscara del rei Artur‘ (La Magrana), de Pilar Rahola o el ‘Descobrint Montilla. El somni català del president de la Generalitat‘ del periodista Gabriel Pernau.

A falta de datos más definitivos el Gremi de Llibreters de Catalunya estima la facturación de este Sant Jordi en 20 millones de euros, lo que supone que, en un solo día, se factura el 7,6% del total anual del sector.

Yo por mi parte ya me he hecho con mi ejemplar (como ya amenacé en el post de Ratas de Biblioteca de Adriwan) de El Nombre del Viento de Patrick Rothfuss.

Y es que las cosas le van muy bien a Rothfuss con su personaje Kvothe y sus crónicas pues el ejemplar que ha caído en mis manos es, ni más ni menos, de su 16 edición.

Más información | La Vanguardia
[Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.