Es normal que el roce constante de la gente acabe provocando cierto desgaste en una estatua de metal callejera. Véase sino este busto de una señora con un escote generoso (y cuya identidad desconocemos). Se puede apreciar perfectamente como aparece el color original del bronce.

Pero si, parece que este fenómeno solo sucede en cierta parte de esta estatua. No creo que puedas llegar a imaginar de que parte hablamos.

desgaste por roce