La fe de errores más inquietante de todos los tiempos

Hay cosas, que por su importancia, no pueden quedar interrumpidas o a medias. Es por eso que en El País gustan de puntualizar cualquier error en los clásicos espacios de “fe de errores“. En este caso… una aclaración tremendamente inquietante.

Por cierto, ¿sabes la diferencia entre “fe de erratas” y “fe de errores“? Pues para eso nada mejor que el Vademécum.

(¡Una recomendación de Adriwan via @gamusino)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.