La magia del marketing: generando interés

Hay productos que, por si mismos, puede que no atraigan al comprador tanto como el vendedor querría. Quizá por el precio, quizá por falta de necesidad real… ¿quien sabe?

Es por eso que hay que crear necesidades donde no las hay, generar la sensación de que hay que aprovechar la ocasión para hacerse con ese producto: lo necesitemos o no.

Y una de esas maneras bien podría ser “simulando” una oferta irresistible. ¿Quien en su sano juicio no compraría estos fabulosos zapatos rebajados en un 50%? ¡Si no corres los comprará cualquier otro más espabilado? ¿Y tu no quieres parecer tonto verdad? ¡Compro! xD

generando interes por un producto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.