La naturaleza no olvida… y a veces también devuelve el golpe. Y si no que le pregunten a este insensato jardinero con su tractor (un tipo más bien torpón), que una buena somanta de palos se ha llevado por arremeter contra ese pobre árbol.

Bueno, la realidad es que seguramente la cosa acabó peor para el árbol que para el jardinero torpe (a ver, tampoco es que quisiéramos un final con el jardinero empalado como un pincho moruno en el árbol) , pero nos queda el consuelo de poder ver infinitas veces la venganza en forma de collejas que se llevó.

¡Algo es algo! xD

la naturaleza no olvida