No, no se trata de que la chica pasara a la perfección un test de alcoholemia. Es la puntuación que obtuvo la rusa Nadezhda Bazhina en su último intento en la prueba de salto de trampolín durante los Juegos Olímpicos de Río.

Un salto desastroso que le valió la peor nota posible: un 0,0. A causa de esto la medallista europea acabó en el lugar 26 de 29.

En fin, una atleta con un buen currículum que logra un 0,0 en unas olimpiadas… ¿no sería ideal para anunciar cerveza sin alcohol? xD

Nadezhda Bazhina y su 0,0