Este perro preferiría que sus dueños leyesen alguna que otra novela mientras suene de fondo algo de música clásica. Pero no, estos desaprensivos eran unos grandes seguidores de MYHYV y Sálvame de Luxe.

La venganza del perro era solo cuestión de tiempo. Y el mando del televisor fue el que pagó el pato.

Lejos de demostrar culpabilidad, observa el rostro del can, satisfecho por haber acabado con semejante tortura xD

La venganza del perro

perro se come el mando