La verdad siempre por delante

La verdad y la sinceridad, aunque duela, siempre se agradece (vale, casi siempre). Por eso es llamativo ver un cartel donde un restaurante asiático (léase chino) donde ya te avisan que lo que es hablar inglés poco, pero que te esperan con un esplendido buffet a tu disposición.

Pues eso, que estas avisado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.