El intento de celebración del nadador Sun Yang en los Juegos Olímpicos de Rio 2016 acabó en un divertido fail.

Sucedió tras ganar el nadador chino la medalla de oro en los 200 metros libres masculino.

Yang quiso lanzar su gorro de baño al público asistente, pero demostró que su habilidad de lanzador poco tiene que ver con su habilidad nadando.

Un divertido fail que pudo ser subsanado con un segundo intento de lanzamiento acabado con éxito.