Las paredes tienen orejas

Bueno, en realidad la frase reza “las paredes tienen oídos“. Por lo visto este conocido modismo viene importado de Francia. En concreto de la segunda mitad del s.XVI y de la afición de Catalina de Médicis por construir su palacio de forma que no se perdiese ni una sílaba de lo que se hablara entre sus muros (evitando así una posible conspiración en su contra).

Pero después de ver esta imagen parece que la formula “las paredes tienen «oreja»” se ajustaría mucho mejor a la realidad xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.