Lo que la industria de la moda no quiere se veas

El mundo de la moda esta movido por una industria billonaria. Las marcas inundan espacios televisivos con publicidades glamurosas protagonizadas por modelos o actores famosos. Todo parece perfecto, idílico. Gente guapa llevando prendas caras (muy caras) de marcas en las que pronto vamos a dejarnos grandes sumas de dinero… ¿pero es todo tan maravilloso? Evidentemente (y para desgracia del planeta), no.

Esta industria tiene sus propios demonios, alguno de ellos muy voraces, y parece sus responsables están muy interesados en que no se difunda lo que hay detrás de todo esto. Contaminación, enfermedades, agresiones al medio ambiente… Cuando acabéis de ver el siguiente vídeo entenderéis la magnitud de lo que estamos hablando.

En palabras de Greenpeace, ‘La campaña Detox desafía a las mejores marcas de empresas textiles para hacer los cambios necesarios, junto a sus proveedores, para eliminar todos las sustancias peligrosas de la cadena de suministro y del ciclo de vida completo de sus productos. La moda no debería causar contaminación tóxica‘.

Las substancias tóxicas que Greenpeace propone eliminar por su peligrosidad son: Alquifenoles, Ftalatos, Retardantes de llama bromados y clorados, Colorantes azoicos, Compuestos organoestánnico, Perfluorados, Clorobencenos, Disolventes clorados, Clorofenoles, Parafinas cloradas de cadena corta.

¿Cómo es posible que se permita a estas empresas seguir contaminando el planeta? ¿Cómo es posible que se permita a estas empresas seguir causando tanto sufrimiento a personas y animales que se ven sometidos los efectos de su vertidos? ¿Cómo es posible? Me respondo: cuando hay tanto dinero por medio todo es posible.

Más información | Greenpeace (Detox)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.