Los Rusos dan miedo (V): El desafío toma forma

Hay un refrán que reza: A buen entendedor, pocas palabras bastan. Este refrén va dirigido a todos los que lean este post pues, a diferencia de los demás, no pienso extenderme pues el titular de la notícia es ya de por si muy muy significativo: Rusia reconoce la indepencia de Osetia del Sur y Abjasia.

Supongo que, del mismo modo que este refrán lo dirijo a todos los lectores de ytuquelees.net (!mil gracias!), lo debe dirigir Rusia a la Comunidad Internacional, en especial a la OTAN.

Además, añado que según fuentes rusas, “el ataque de Georgia a Osetia fue planeado hace un año”. Podéis leer todo esto aquí.

Dicho sea de paso, posteo la antología de la serie “Los Rusosdan miedo”.

2 Replies to “Los Rusos dan miedo (V): El desafío toma forma”

  1. Se veía venir. Ahora todos a correr para meter a Georgia en la OTAN y que el próximo incidente se gestione con el dedo sobre el botón.

  2. El miedo está en ese 50% de drioctives y en la mayoría de los empleados que les siguen la corriente; unos porque se encuentran en una encrucijada (hipotecas y demás) y otros porque el miedo, al igual que en los drioctives que dominan con esta arma, está en ellos mismos (los jefes que siembran el miedo se rodean de un séquito de aduladores que, en el momento en el que sus mandos dejaran de tener poder, les retirarían hasta el saludo). Pongo la cita de Ganivet, que creo ya dejé aquí en otra ocasión, pero viene al caso:“Sólo los seres débiles y miserables buscan el amparo de todo el mundo por no fiarse de sí mismos, solicitan las amistades, se deshacen en finas atenciones, se quiebran de puro complacientes. En cada uno de estos seres está el germen de un tirano…”.Habría que ver a muchos de los que se quejan de quienes les ordenan si ellos tuvieran poder… La tiranía está en las personas, no en los cargos, aunque lo suyo es que quienes llevan equipos hubieran alcanzado un nivel de conciencia superior que les hiciera medir a las personas por su talento y con un interés común, y no como objetos en su propio beneficio.Por otra parte, creo que se asusta a quien se puede, no a quien se quiere. Claro que, para que no te afecte esa actitud déspota de quien te dirige, o para tomar las decisiones necesarias para alejarte del foco de tiranía, hay que estar preparado, seguro de ti, o haber aprendido a estarlo a fuerza de dar con personas así.Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.