Los Rusos dan miedo (VII): Entrevista

Hace unos días, leí una interesante entrevista en La Vanguardia de Vladimir Putin. Quise reproducirla en este blog, pero me fue imposible por asuntos ajenos a mi voluntad. Pero no todo es falta de información (y menos en este tema ahora que el Sr. Chávez en Venezuela le ha dada a Rusia “carta blanca” para sus practicas militares, teniendo ya allí aviones SUKHOI 30, con el rollo del “por si acaso” y bombarderos Tu-160) y quisiera reproducirles algunos fragmentos de una entrevista mantenido con Putin, con un reportero del periódico argentino Perfil en la ciudad de Sochi. Reproduciré tan sólo una par o tres de preguntas, posteando al final, el link con la entrevita completa.

PREGUNTA: Es interesante que usted hable sobre la historia del Imperio Ruso en esta región, porque uno de los efectos de la intervención rusa en Georgia es que otros países de la ex Unión Soviética están profundamente preocupados porque piensan que ellos pueden ser los próximos; que pueden ser parte del resurgimiento del Imperio Ruso. En particular, países como Ucrania, que tienen una enorme población de etnia rusa, pero también Moldavia, los Estados de Asia central y algunos de los Estados bálticos. ¿Puede garantizarnos que Rusia no volverá jamás a usar sus fuerzas militares contra Estados vecinos?

RESPUESTA: Le objeto la forma en que usted me formula esta pregunta. No se trata de que garanticemos que no vamos a atacar a alguien. No hemos atacado a nadie. Estamos siendo retratados como los agresores. Tengo aquí la cronología de los eventos que tuvieron lugar los días 7, 8 y 9 de agosto […] a las 11.30 p.m., el señor Kruashvili, brigadier general y comandante de las fuerzas georgianas para el mantenimiento de la paz en la región, anunció que Georgia había decidido declararle la guerra a Osetia del Sur. Lo anunciaron y lo publicitaron, mirando directamente a las cámaras de televisión. En ese momento, tratamos de contactar a las autoridades georgianas, pero todas se rehusaron a responder. A la 0.45 a.m., el 8 de agosto, Kruashvili volvió a repetirlo. A las 5.20 a.m., columnas de tanques de las fuerzas georgianas lanzaron un ataque sobre la ciudad precedido por fuegos masivos provenientes del sistema GRAD, y comenzamos a tener víctimas entre nuestro personalEsperábamos que el gobierno de Estados Unidos interviniera en el conflicto y parase la agresión de los georgianos. Nada de eso ocurrió. Es más, alrededor del mediodía hora local, en el sur de Tskhinvali, nuestros soldados tuvieron que retirarse hacia el centro de la ciudad, superados por los georgianos en un número de uno a seis. Al mismo tiempo, la aviación de Georgia bombardeó la ciudad de Dzhava, que estaba fuera de la zona de hostilidades, en la parte central de Osetia del Sur. Entonces, ¿quién fue el atacante y quién el atacado? No tenemos intención de atacar a nadie y no tenemos ganas de ir a la guerra con nadie. Durante mis ocho años como presidente, a menudo oí la misma pregunta: ¿qué lugar se reserva Rusia para sí en el mundo; cómo se ve a sí misma; cuál es su lugar? Somos un Estado amante de la paz y queremos cooperar con todos nuestros vecinos y socios. Pero si alguien piensa que puede venir y matarnos, que nuestro lugar es el cementerio, debe entonces pensar en las consecuencias que esas políticas tendrá para él.

PREGUNTA: Durante su presidencia, e incluso hoy, usted siempre gozó de una relación muy cercana al presidente de los Estados Unidos, George Bush. ¿Usted cree que su incapacidad para contener a las fuerzas georgianas en esta ocasión dañó esa relación?

RESPUESTA: Esto ciertamente causó daños a nuestra relación, sobre todo a las relaciones entre los gobiernos. Pero no se trata sólo de la ausencia de capacidad del gobierno estadounidense para frenar a las autoridades georgianas en esta acción criminal; Estados Unidos además armó y entrenó a la Armada georgiana. ¿Para qué gastar tantos años en difíciles negociaciones para encontrar soluciones a los conflictos interétnicos? Es más fácil armar a una de las partes y empujarla a matar a la otra y terminar con el asunto. Qué fácil solución, en apariencia. De hecho, sin embargo, no siempre ése es el punto. Incluso durante los años de la Guerra Fría, la intensa confrontación entre la Unión Soviética y los Estados Unidos, nosotros siempre evitamos todo tipo de choque directo entre nuestros civiles y nuestros militares. Además, tenemos serias razones para creer que hubo ciudadanos estadounidenses justo en la zona de combate. Si esto es así, si se confirma, es muy grave. Si se confirman mis suposiciones, entonces hay motivos para sospechar que ciertas personas en Estados Unidos crearon deliberadamente este conflicto para agravar la situación y crear una ventaja competitiva para uno de los candidatos a la presidencia de su país. Si es así, esto no es otra cosa que el uso del llamado recurso internacional en política interior, de la peor forma posible, una que conduce al derramamiento de sangre.

PREGUNTA: Estas son acusaciones pasmosas. Para que quede claro, primer ministro: ¿usted está sugiriendo que en el terreno de combate había agentes estadounidenses asistiendo a las fuerzas georgianas, quizás incluso provocando un conflicto para darle a un candidato presidencial en Estados Unidos algún tipo de ventaja?

RESPUESTA: Le dije que si la presencia de ciudadanos estadounidenses en la zona de las hostilidades se confirma, esto significaría sólo una cosa: que ellos pudieron haber estado allí por órdenes directas de sus líderes. Si esto es así, significa entonces que en la zona de combate hay ciudadanos estadounidenses que están cumpliendo con sus deberes allí. Ellos sólo pueden hacer eso bajo órdenes de sus superiores, no por iniciativa propia. Los especialistas comunes, incluso si entrenan personal militar, deben hacerlo en centros de entrenamiento o en campos especiales para entrenamiento en lugar de en zona de combate. Repito: esto requiere de confirmación. Le estoy citando los informes de nuestros militares. Por supuesto, buscaré obtener de ellos evidencia ulterior.

[….]

La entrevista entera, os la dejo en este link. Puede parecer una entrevista muy extraña, pero realmente acojona leer lo que el Sr. Putin dice. Lo hace de esta manera calmada pero a la vez dura, como la calma que precede a la tormenta. En ningún momento afloja en sus convicciones y además, acusa abiertamente a EEUU del conflicto con Georgia. Obviamente, las repercusiones no se han hecho esperar, y además debemos añadirle la pequeña “perla” republicana, Sarah Palin, que ha hecho unas declaraciones a lo Condolezza (fuente La Vanguardia). Esta claro que los republicanos americanos, necesitan otra excusa para enquistarse en el poder. Ya hicieron lo mismo con Afganistán y Iraq, y asi siguen … es su política para apoyar a un candidato político y influenciar en las dementes masas americanas, que sin un ápice de criterio hondean su bandera como salvaguardadores del mundo libre.

En fin …. si seguimos así, publicaremos el capítulo VIII, IX y X. Y esperemos que el X no esté al lado del un botón rojo ….

Saludos!

One Reply to “Los Rusos dan miedo (VII): Entrevista”

  1. En fin …. si seguimos así, publicaremos el capítulo VIII, IX y X. Y esperemos que el X no esté al lado del un botón rojo …

    Pués ojalá continue la saga, són muy interesantes y hacen que la serie “Los Rusos dan miedo” empiece a ser leyenda!. Además, mientras existan, significa, que los yankis o los bolcheviques no no han mandado literalmente a otro planeta :)

    Saludos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.