Los vericuetos de un borracho con una valla

Este hombre (al parecer ruso y con un índice de alcohol en sangre bastante elevado) ha declarado la guerra a una valla que le impide el paso.

Su único objetivo en la vida se limita a cruzar hacia los ignotos dominios que hay más allá, pero la testaruda valla tampoco parece tener la intención de ceder en su misión: impedir el paso.

Lo que su estado etílico (alias borrachera) no le permite recordar es que antes de iniciar una campaña tan ardua como la que se dispone a librar contra esa valla es bueno elaborar un buen plan y reconocer el terreno… ¡quizá se habría ahorrado algunos esfuerzos! xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.