Este hombre se siente como pez en el agua encima de un toro mecánico. No solo se mantiene encima de la endiablada máquina trotadora; es capaz de saltar, bailar y ponerse de pie encima de ella. ¡Y todo ello vestido con traje y chaleco!

No hay duda de que estamos ante un auténtico maestro del toro mecánico.

Maestro del toro mecánico