Una botella de agua, una moneda y un paño son todo lo que necesitas para realizar un sorprendente truco de magia. Ah, eso si… necesitas una víctima inocente a la que no le importe demasiado acabar mojada de arriba a abajo. ¿Es o no es el mejor truco de magia para hacer en familia?

¡Es tan fácil que hasta lo pueden hacer los niños! xD