Michael Boley: una curiosa manera de celebrar un touchdown

Michael Boley, el jugador de los Giants (el equipo de fútbol americano de Nueva York), eligió una curiosa (y desafortunada) manera de celebrar un touchdown: lanzado el balón directamente a la cabeza de uno de los empleados del estadio (un empleado de su propio estadio).

Por cierto, el cámara que está a su lado y que se lleva también un cebollazo en la cabeza (atenuado), demuestra ser un auténtico profesional: apenas se inmuta.

Hay que suponer que la jugada y el punto anotado por Boley merecían tan salvaje celebración. Balón recuperado, carrera de 65 yardas y touchdown en la victoria de los Gigantes frente a los Carneros de San Luis 28 a 16.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.