Mientras tanto… en la biblioteca de la Universidad de St. Andrews

No quiero ni imaginarme que circunstancias habrán llevado a los responsables de la biblioteca de la veterana Universidad de St. Andrews (casi 600 años de historia) a colgar estos carteles pidiendo que los aficionados a las prácticas onanistas (a pelar el plátano, a tocar la zambomba, a darle al candelabro, limpiar la zanahoria, darle a la manivela, sacudir la sardina, pulir el trofeo, darle al manubrio, hacer un 5 contra 1, afilarse el sable, etc) que hagan el favor de, en lugar de usar el servicio de la biblioteca, vayan a amarse a ellos mismos a su casa.

Por lo visto el coste de limpiar el suelo (por parte de profesionales cualificados) supone un gasto que, en estos tiempos de crisis, resulta insostenible económicamente y provoca una considerable subida de las tasas universitarias xD

(¡Gracias Erny!)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.