Mujer aparcando en una plaza diminuta

Esta conductora debe ser de las que no se rinden fácilmente ante la primera adversidad. Es más, tiene toda la pinta de ser una de esas personas que saben la realidad puede moldearse por el simple hecho de desearlo con mucho ahínco.

Un buen ejemplo de esta determinación lo podemos ver en como consigue meter su coche en el pequeño espacio que queda entre dos vehículos. No te quedes en el hecho insustancial de que vídeo muestre a una mujer aparcando. Estas habilidades no entienden de género.

Y es que cualquier persona con menos voluntad diría que el coche simplemente no cabe. Se podrían esgrimir razones matemáticas, pero eso ya sería demasiado pedante. Pero ella quiere, luego puede.

Al final una buena ración de aplausos para premiar tan espléndida exhibición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.