Niña robando un iPad

Esta niña parece que tiene la lección muy bien aprendida. Mientras sus compinches entretienen al dependiente de la tienda ella se desliza sigilosamente hacia detrás del mostrador.

Su aparente inocencia y su corta estatura trabajan en su favor para abrirle paso hasta su objetivo. Y es que nuestro cerebro no parece demasiado predispuesto a esperar descubrir a una niña robando.

En lo que esta joven amante de lo ajeno ya no parece tener tanta habilidad es en esconder el iPad que acaba de robar debajo de sus ropas… aunque al final eso no parece gran inconveniente para que la niña consiga su preciado botín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.