Un breve descuido de su madre fue suficiente para que un bebé de tan solo 9 meses estuviese apunto de sufrir una peligrosa caída. Por suerte para todos el bebé fue salvado al vuelo por su hermano de 9 años, evitando así que impactará en el suelo.