Este niño robó una chocolatina en un supermercado y su padre aprovechó la situación para darle una lección que difícilmente olvidará.

Solo hay que ver lo avergonzado que parece el niño cuando tiene que enfrentarse a la cajera cuando su padre le obliga a devolver la chocolatina.