Nunca debiste ver ese maldito vídeo

Te pudo la curiosidad. Aunque te avisaron que esa cinta de vídeo estaba maldita hasta las trancas tu no pudiste resistir “la llamada de la curiosidad“. Bueno, ya lo habías hecho anteriormente cuando repetiste cinco veces “Candyman” delante de un espejo. En esa ocasión tuviste suerte y no apareció nadie con un gancho dispuesto a destriparte. Supongo que es lo que tiene ser un aventurero, pero no cada día es domingo. Esta vez la liaste parda.

De eso hace exactamente una semana. Aun puedes recordar las impactantes escenas que iban desfilando en ese terrorífico vídeo. Un pozo, un espejo con el reflejo de una mujer peinándose, gente arrastrándose por el suelo, alguien bastante tétrico señalando algo, un ojo muy negro… y entonces recibes una llamada…

¿Pensabas que tener una televisión de pantalla plana te iba a salvar? xD

the ring en la puerta de tu habitación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.