Lo malo de los sueños es que a veces se acaban demasiado pronto.

Odio cuando pasa esto