Olvidé mi teléfono (corto)

¿Estamos enganchados a nuestros teléfonos móviles? ¿Somos esclavos de esos pequeños dispositivos que nos hacen accesibles 24 horas al día? ¿Qué nos estamos perdiendo de nuestras conversaciones con amigos y familia, que nos perdemos en las cenas románticas con la pareja, o de la obra que estamos viendo en teatros y cines… por culpa de prestar más atención al smartphone que a lo que realmente importa?

Llamadas, mensajes, publicaciones en nuestras redes sociales, respuestas de amigos a nuestros comentarios, alarmas… ¿es realmente necesario atender a todas esas cosas “en tiempo real“? ¿Qué es lo que nos impulsa a ir chequeando cada pocos minutos el móvil para comprobar que no hay nuevas notificaciones? ¿No será algún tipo de extraña compulsión?

Dale un vistazo a este corto escrito e interpretado por Charlene deGuzman y dirigido por Miles Crawford y dime si las escenas que van sucediendo una tras otra no son absolutamente cotidianas.

I Forgot My Phone (Olvidé mi teléfono)

3 Replies to “Olvidé mi teléfono (corto)”

  1. Pués a mí me ha gustado mucho el video, yo personalmene le tengo mucha manía al movil desde que tuve las temidas “guardias de sistemas”, dónde ahí me dí claramente que el movil es elemento perfecto para tenerte enganchado todo el día…

  2. Esta chica es una antisocial.
    ¿Cómo puede ir por la vida sin un smartphone?.
    No tiene GPS cuando busca una calle, no puede hacer búsquedas en cualquier momento ni encargar que le traigan comida, no puede leer el correo, ni quedar con los amigos por whatsup.

    La chica es friki!!.

    ;)

    En serio, ni una cosa ni la otra. La gente del video son exageradamente un poco zombies, pero ella también -y sin que lo buscaran- en su no-tecnología.

    Cómo si todo el progreso fuera malo. La tele es natural? La ropa de tejidos sintéticos lo es? los tejanos? los zapatos son naturales? ir en coche?.

    A mi me gustan los smartphones, la tecnología, aprender cosas nuevas, la gente y hablar. Parece que todo lo que sea estudiar y ser bueno en algo esté proscrito.
    Claro, para estar forrado sólo tienes que ser político y pillar sobres, que no tendrás ni que saber inglés.

    ;)

    1. ¡Muy buena aportación LOLMan! El tema es cuando algo realmente útil pasa a ser objeto de uso compulsivo o directamente de adicción.

      Está claro que los smartphones ofrecen muchas ventajas, pero en el corto han querido reflejar que a pesar de que acercan un poco a los que están lejos (o incluso a gente que realmente no conocemos), muchas veces, si lo permitimos, alejan a los que están cerca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.