Salvar al “sistema financiero” al precio que sea

Este mundo en el que vivimos tiene grandes frentes abiertos. Algunos, como el hambre en el tercer mundo, hace décadas y décadas que es conocido, denunciado y “supuestamente” tratado. ¿Y que decir del temido “cambio climático“?

Aunque muchos se esfuerzan en negarlo, parece ser suficientemente grave como para hacer mucho más difícil la supervivencia en el planeta para nuestras futuras generaciones…

Pero el enfermo estrella del hospital es “el sistema financiero”. A pesar de que se sabe que es en gran parte culpable de la situación limite en la que estamos (por pura avaricia) parece que todos los recursos van a ir a asegurar su supervivencia.

Solo una fracción de las cifras que se barajan para esos famosos rescates bancarios (o cualquier eufemismo que al señor Rajoy le parezca adecuado) servirían para asegurar la subsistencia de millones y millones de personas.

Las posibilidades de cosas por hacer con esas cantidades de dinero son prácticamente infinitas. Pero a pesar de que al final todo eso se va a pagar con el dinero que nos sacarán a todos vía impuestos, no servirán para otra cosa que no sea reflotar el sistema financiero. De eso no tengamos ninguna duda.

Anatomía de la mentira: Rajoy, el IVA y “los chuches”

Mentir de forma tan flagrante al país que te ha dado mayoría absoluta debería ser constitutivo de delito (aunque también hay que tener en cuenta que tendríamos problemas de superpoblación en las cárceles, porque si algo hay en abundancia en España son políticos).

Y es que vamos, de lo dicho al hecho no es que haya un trecho, hay distancias siderales. Acabaríamos antes enumerando las promesas electorales cumplidas que los innumerables “giros de timón” que, por H o por B, hemos visto dar a este equipo de gobierno.

Lo siguiente que prometieron y no van a cumplir será la subida del IVA… eso que en su momento (no hace tanto) era un auténtico disparate. Y el IVA que van a subir será el reducido, claro, el que se aplica a los productos de consumo básico.

Pues nada, a rezar porque “la roja” les eche una mano narcotizante con la Eurocopa y al final esto del IVA quede como una simple anécdota… ¿no?

Cristiano Ronaldo responde a los aficionados daneses atacando a Messi

La verdad es que cuesta de entender la forma de “pensar” de este gran jugador de fútbol, pero parece que no encaja demasiado bien el hecho de (haber tenido la desgracia de) coexistir con el que a buen seguro acabará siendo considerado “el mejor jugador de fútbol de todos los tiempos“: Lionel Messi.

No tiene que ser fácil que a todas partes donde vaya le recuerden el nombre del astro argentino. Y es que los aficionados rivales saben por donde atacar al portugués: en su desmesurado ego. Un punto débil bien conocido y que las hinchadas no dejan de usar en su contra.

Quizá sea por eso que Cristiano Ronaldo se haya despachado a gusto contra el argentino después del partido de Eurocopa que ha enfrentado a su Portugal contra Dinamarca (y que por poco no se salda con un disgusto para los lusos).

Tras aguantar las provocaciones de los daneses, que no pararon de gritar “Messi, Messi” cada vez tocaba el balón, CR7 ha soltado: “El año pasado a estas alturas Messi estaba eliminado de la Copa América y además jugando en su país. Eso es peor, ¿no? Yo aquí estoy luchando por pasar a la siguiente fase de la Eurocopa”.

Continue reading “Cristiano Ronaldo responde a los aficionados daneses atacando a Messi”

Iñaki Gabilondo contra las mentiras del gobierno: Bankia

El periodista Iñaki Gabilondo pone los puntos sobre las íes en este vídeo titulado “Los disfraces de la mentira”.

El déficit de las comunidades autónomas gobernadas por el PP (ocultado convenientemente… hasta que las verdaderas cifras “afloraron“, claro) o la catastrófica gestión de Bankia (con la consiguiente nacionalización y el dispendio monumental de fondos públicos… y que aun serán más… ¡hasta 23.000 millones de euros!).

Evidentemente, nadie tiene la culpa… bueno, fueron esos activos tóxicos que “afloraron“. Nadie va a responder a todo esto. Nadie va a pagar… bueno, si, todos nosotros.

En fin, que algunos se han embolsado millones y millones… dejando un agujero de dimensiones astronómicas que vamos a cubrir entre todos.

[…] en el viejo y repelente juego en el que vivimos en el cual las perdidas son para todos y los beneficios solo para unos pocos. […]

Europa se acojona

Todos nos hemos dado cuenta de que la gente está siendo llevada al límite por las diversas políticas de austeridad de nuestros gobiernos. Ya sean esas políticas necesarias, sean un medio de las eĺites para no tener que cambiar el statu quo ni el sistema, sean el medio para recortar derechos a las clases media y baja o una inteligente combinación de todo esto, el tiro les está saliendo por la culata.

La gente harta y cada vez más desesperada vuelve la mirada a la ultraderecha como “defensor” de unos valores que ahora son pisoteados: el de tener una vida digna, resumiéndolo a grandes rasgos.

Los gobiernos empiezan a darse cuenta de esto y ya han anunciado desde Bruselas que la austeridad ha llegado a su límite y que ahora hay que hacer políticas de crecimiento, justo unos dias despues de que en Francia el partido ultra de Le Pen obtuviera muy buenos resultados. Sin duda ésta fue la gota que ha colmado el vaso despues de ver como la ultraderecha va ganando terreno poco a poco, pero inexorablemente, en un país tras otro, desde Grecia hasta Holanda.

[Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE]

Curioso. Uno diría que los gobiernos empiezan a acojonarse porque ven peligrar su posición y el statu quo, sin duda teniendo muy en mente los hechos acontecidos durante el auge de la Alemania nazi. Y el primero que se ha dado cuenta es la Unión Europea que ahora avisa a sus miembros.

Separados de la población cada vez más y creyéndose una élite, aunque lo nieguen hasta la saciedad, los políticos influenciados por poderes económicos han estado dando palos a la población y se han olvidado de que la población es el país. Y la población, como un ecosistema, responde en masa y no como individuos.

Algo se está moviendo y predigo que se detendrá o se ralentizará la pérdida de derechos y recortes sociales. Está por ver si eso aplacará a las masas.

Por desgracia hay otra víctima en el auge de la ultraderecha que no tiene nada que ver con los culpables de la crisis: la gente que resulta que no es de aquí o cuya piel es diferente a la del resto de gente.