Este padre ha descubierto que su hijo ha entrado en una banda y que vende drogas. Intentando atajar una situación que muy probablemente vaya rápidamente a peor, decide grabar este vídeo donde reprende (con un par de guantazos incluidos) a su hijo ante la cámara y lo sube a youtube para que todos se den por enterados.

¿Apruebas lo que hizo este padre?