Aunque la siguiente escena se hace bastante difícil de imaginar por razones evidentes, encontrarse con algo así (con un paracaidista troll pasando junto a la ventanilla con un cartelito diciendo “yo era tu piloto“) tiene que ser bastante chungo.

paracaidista troll