Pasar demasiadas horas jugando a videojuegos puede acabar volviéndote loco

Especialmente si juegas al Super Mario Bros (o a cualquier videojuego de la saga Mario).

En este vídeo podemos ver como el exceso de horas jugando con este adictivo videojuego puede acabar haciendo que nuestras neuronas empiecen a poner monedas, cajas y setas en nuestro camino. Que puede volvernos locos, majaretas, dejarnos como una chota… como prefieras.

Supongo que si el muchacho hubiese estado más horas jugando habría acabado teniendo conversaciones con Luigi, siendo perseguido por Koopa y, quien sabe, quizá teniendo una relación algo más que amistosa con la princesa Peach.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.