No creo que haya demasiada discusión con coronar al perro del siguiente vídeo como el peor jugador del escondite del mundo. La verdad es que este perro nos hace dudar de las supuestas habilidades sensoriales de los canes.

Por muchas veces que le llamen, ¡no hay manera de que encuentre a la chica!

El peor jugador del escondite