Periodistas en apuros

Todos podemos entender el peligro que corren los periodistas destinados a cubrir conflictos bélicos. Todos podemos entender el peligro al que están expuestos los periodistas que se infiltran en organizaciones mafiosas o de malhechores en busca del Pulitzer.
Lo que no podemos llegar a imaginar es el peligro al que están sometidos los periodistas de a pie. Los del micro para arriba micro para abajo. Siempre buscando una declaración sorprendente, una imagen irrepetible … y a menudo son ellos mismos quienes proporcionan el momento mágico.

Vamos, que mas de uno, después del trompazo, se habrá planteado cambiar de oficio :D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.