Perro espabilado tapándose con una manta

Este perro demuestra ser más espabilado (no nos engañemos) que muchos bípedos con certificado escolar. Una manta puesta encima de su caseta es suficiente para, después de un ágil movimiento, acabar cómodamente acurrucado y tapado hasta las orejas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.