Muy exhausto debe estar este perro gandul para permitir que un gato de buena cuenta de su comida. Un simple e inútil movimiento con la pata es todo lo que sus energías le permiten hacer para defender su sustento.

El perro gandul