Perro tímido quiere sandía

Este perro tímido parece ser un gran amante de la sandía. No hace falta más que un ligero aroma de esta fruta refrescante, dulce y sabrosa para que al can le caiga la baba por hincarle el diente, aunque su extrema timidez le juega más de una mala pasada (a la que la mirada del tipo que se está zampando la sandía y la del perrito se cruzan este último no puede evitar hacerse un poco el longuis).

Al final, pobre perrito, ya sea por culpa de su timidez o por la poca generosidad del que parece tener la batuta de la alimentación en esa casa, se va quedar si poder catar ese jugoso manjar.

Por cierto ¿crees que a tu perro le gusta comer sandia? xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.