Dicen que lo importante es intentarlo, ¿no? ¡Pues el muchacho ha fallado su truco por muy poco!

Que no decaiga el ánimo. Toca levantarse y volver a intentarlo (aunque espero que en esta segunda oportunidad el tipo que sujeta el aro por el que tiene que pasar el balón lleve protección en sus partes nobles).

por muy poco