Pregúntame por qué te mereces el infierno

El tipo lleva una pancarta que (nunca mejor dicho) reza: “Pregúntame por qué te mereces el infierno” y no parece muy feliz.

El chico y la chica, encantados con la vida y para evitar que ese señor se moleste en decírselo, nos lo muestran con mímica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.