Thomas Thwaites convivió durante unos días con una manada de cabras en los Alpes suizos. Lo hizo para documentarse para un libro que aparecerá durante este 2016 y para una exposición llamada «Hombre-cabra: Cómo me tomé vacaciones de ser humano».

Pero parece que él se tomó este experimento bastante más seriamente que la presentadora de TV que tuvo que informar sobre su trabajo. La pobre mujer fue víctima de un ataque de risa incontrolable que la acompañó durante toda la exposición de la noticia.

¿Crees que tu podrías haber dado esta noticia manteniendo la compostura? xD