Que no pare la música: el perro melómano

Este simpático Golden Retriever parece ser un apasionado de la música. Y sobretodo de los acordes de una buena guitarra de jazz.

Solo hay que ver la cara triste que se le pone cuando la guitarra deja de sonar y lo contento y feliz que se pone cuando las notas vuelven a sonar…

¡Es un auténtico perro melómano!

One Reply to “Que no pare la música: el perro melómano”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.