¿Qué pasa si combinamos un portero descuidado con un delantero atento?

Pues puede ocasionarse un Epic Fail del portero que acabe en un gol la mar de tonto como sucedió en el Kashima Antlers contra Cerezo Osaka.

Dudo que Jin-Hyeon Kim, el portero del Osaka, vuelva a soltar el balón sin mirar tres veces para asegurarse que no hay ningún jugador rival (como sucedió con Yuzo Tashiro) esperando para aprovechar cualquier error del cancerbero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.