La isla de Anglesey, Gales, puede estar orgullosa de tener un pueblo que consta como el tercero del mundo con el nombre más largo. Se trata de Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch (que en galés viene a significar ‘iglesia de Santa María en el hueco del avellano blanco cerca de un torbellino rápido y la iglesia de San Tisilo cerca de la gruta roja‘). Un nombre muy descriptivo, ¿no crees?

La siguiente imagen da fe de como luce tal nombre en su estación de tren.

Como curiosidad valga decir que el topónimo con el nombre más largo del mundo (hasta nueva noticia) lo posee una colina neozelandesa que los maoríes llaman Taumata­whakatangihanga­koauau­o­tamatea­turi­pukakapiki­maunga­horo­nuku­pokai­whenua­kitanatahu.

pueblo con el nombre más largo