¿Quieres ser inmortal? ¡Conviértete en un sustantivo!

El ser humano ha perseguido el secreto de la inmortalidad desde que tomó consciencia de lo efímero de su vida mortal. Para ello ha construido grandes monumentos, ha adorado y suplicado a diferentes dioses, ha buscado en la alquimia un componente que engañara a la muerte… pero (que se sepa) todo ha sido en vano.

Pero puede que haya un modo más fácil de lograr la inmortalidad. Robert Krulwich y Adam Cole postulan que la manera más segura de convertirse en alguien imperecedero en conseguir que tu nombre pase a ser un sustantivo.

Como Joseph-Ignace Guillotin, Adolphe Sax, Blaise Pascal, Jules Léotard o John Montagu, 4º Conde de Sandwich.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.