Reacción de un gato que descubre la nieve

Este gato ha hecho un descubrimiento que difícilmente va a olvidar (bueno, quizá si después de una larga siesta): ¡La nieve!

Una superficie blanca, fría, blandita, uniforme… Perfecta para andar por encima, para jugar en ella y para… ¡pisotearla! El sueño de todo minino.

Bueno, quizá no, pero a este parece que le ha gustado muchísimo xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.