La reacción de Casey, una pequeña perrita schnauzer, al reencontrarse con su amiga Rebecca después de 2 años separadas deja claro el sentimiento que estos animales desarrollan por sus dueños.