Hay que decir que el supuesto “hombre ahogándose” es una farsa. El chico simplemente simula estar ahogándose para descubrir como reaccionaría su perro. Y puede estar tranquilo, porque si en alguna ocasión le sucede algo en el agua (siempre que tenga a este leal perro cerca) tendrá un seguro de vida.