Éric Barone (un atleta francés de 54 años especializado en deportes extremos) superó el récord mundial de velocidad en bicicleta de montaña dejando la marca en unos impresionantes 223,30 km/h.

El evento se produjo en la estación de esquí de Vars (en los alpes franceses).