Relax, simplemente relax

Una poderosa demostración de temple y sangre fría. Y es que, preocuparse por nada, es tontería.
Lamentablemente el vídeo acaba sin dejar claro si era (o no) necesario preocuparse un poco por la situación.

Simplemente relax

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.