Repaso a grandes éxitos de la música con la única ayuda de tuberías y dos palas

Lo que hace este tipo con unas tuberías y unas palas es realmente espectacular. No parece que haya canción que se resista a su peculiar interpretación “mono-instrumento“.

Bueno, quien más quien menos ha visto a algún advenedizo Mozart (y que no me malinterprete Ramoncín) intentando lo mismo con una botella de “Anís el mono” y un palo, aunque siempre con resultados bastante menos brillantes.

El método que usa el muchacho es fácil en su concepción. Cada una de las tuberías está concebida para producir una nota cuando es golpeada por la pala… una cuestión de matemáticas y acústica. Lo difícil es que suene mejor que las cañerías del desagüe de casa cuando tiras de la cadena del inodoro. Aquí es donde entra la habilidad del músico.


video

¡Gracias Erny por la sugerencia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.