En verano nada apetece más que unos divertidos juegos con agua. Pero, como bien sabes, la ley del fail no perdona, y los resbalones refrescantes están al acecho.

Resbalones refrescantes