Los vecinos del lugar hacía más de un mes que había oído hablar de un oso con un cubo en la cabeza deambulando por la zona. Al final, se movilizaron para intentar ayudar al pobre animal.

La operación de rescate del oso, que no tuvo nada de fácil, fue grabada y puedes verla en el siguiente vídeo.

Este oso tuvo la suerte de toparse con buenas personas dispuestas a ayudar, lo que nos da nuevos argumentos para seguir creyendo en la humanidad.

Lástima que dichos argumentos se disipan rápidamente después de escuchar la primera entrevista al bueno de Froilán.

Salvando a un oso con un cubo en la cabeza