Salto al lago en bicicleta y rampa… ¡FAIL!

Esto es lo que llamaríamos un FAIL afortunado, porque a pesar de toda la cadena de fatalidades (la rueda de la bicicleta incrustada en la rampa, el tipo volando por los aires y sumergiéndose en el lago, etc), el final no es ni tan dramático ni tan doloroso como se podría haber supuesto en un principio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.